jueves, 20 de diciembre de 2007

Historia del puenting

El puentismo (voz recomendada por el Diccionario Panhispánico de Dudas en sustitución de la forma híbrida puenting, proveniente del sustantivo español puente más el sufijo inglés -ing; también conocido en inglésd como bungee jumping o bungy jumping) es una actividad en la cual una persona se lanza desde una altura, generalmente cientos de metros, con uno de los puntos de la cuerda elástica atada a su cuerpo o tobillo, y el otro extremo sujetado al punto de partida del salto. Cuando la persona salta, la cuerda se extenderá para asumir la energía de la caída, entonces el sujeto ascenderá y descenderá hasta que la energía inicial del salto desaparezca.

La palabra bungee apareció por primera vez en 1930 y fue el nombre de un borrador. En la década de los 50 David Attenborough y la cadena televisiva BBC han traído nuevamente material de los “land divers” de la isla pentecostal en Vanuatu, jóvenes que saltan desde altas plataformas con sogas ajustadas a sus tobillos como una prueba de coraje. Esta filmación inspiró a Chris Baker de Bristol, Inglaterra a usar las cuerdas elásticas en un juego de entretenimiento. El primer bungee jump moderno fue hecho el 1 de abril de 1979 desde Clifton Suspention Bridge en Bristol, y fue hecho por cuatro miembros de un club de deportes extremos. Los saltadores, liderados por David Kirke, fueron arrestados poco después, pero continuaron con los saltos en EEUU, de este modo difundiendo el concepto de bungee jump mundialmente. Por 1982 saltaron desde grúas y globos aerostáticos, apareciendo en televisión.

A pesar del peligro que presenta este deporte, la gran altura, se han realizado con éxito millones de saltos desde 1980. Esto se debe al control estricto de los operadores como el doble calculo en cada salto.

Desafortunadamente los accidentes de este deporte tienden a ser impresionantes y variables. Un error que comúnmente se comete es usar una cuerda demasiado larga. La cuerda debe ser más corta que la altura de la plataforma del salto para que pueda extenderse.




Aqui teneis un video de los origenes del puenting:



Y aqui otro de un salto de hoy en dia:




Informacion extraida de: www.wikipedia.org

2 comentarios:

abuse luvare dijo...

Hola, esto que tu tienes como "puenting" es "goming" o si quieres llamarle por su nombre real "bungee jumping". Pero el puenting no tiene nada que ver con eso, el puenting es el nombre común que se le da a "El Pendulo de Kiene", que fue inventado por Helmut Kiene. El que demostró lo bueno que eran las cuerdas dinamicas para la escalada y su seguridad. De la cual despues la gente gustó de la idea de su demostración (Su pendulo) y lo bautizaron como puenting. Si crees que mis datos no son fiables, siempre puedes consultar información en google sobre el "Pendulo de Kiene" y recuerda que la Wikipedia es una Enciclopedia Libre que cualquiera puede modificar y los que escriben en eya no siempre tienen razón

ger dijo...

Quien escribió ese artículo en que basaba la entrada "puentismo" en wikipedia, aparte de mantener una postura cursi con lo del nombre, equiparaba el puénting (brigde swing jumping) y el góming (bungy o bungee jumping). Esto es completamente erróneo. Lo remito a los artículos puénting y góming (con la tilde que les corresponde al uso de pronunciación habitual, que nadie va por ahí pronunciando "puentíng" o "gomíng" como se pronunciaría lo escrito sin su tilde) en la propia wikipedia que son mucho más precisos y aclaratorios. Y le invité a no escribir sobre lo que no domina.

Para muestra muchos botones:

1. Raro es el puente que nos permita hacer puénting de cientos de metros. Es más, es imposible, pues los puentes no suelen exceder (ni llegar a) de esos más de 60m de anchura que requeriría un péndulo de 100m. Ni en góming es habitual un salto de 100 o más metros, pues no son tantos los puentes que lo permiten.

2. El puénting no se realiza con cuerda elástica, sino dinámica. La diferencia es rotunda. Más detalles en el artículo antes citado.

3. No se instala así el salto de puénting, suele atravesar el puente por debajo para poder hacer un péndulo. Sigue escribiendo sobre góming.

4. Raro es la empresa o colectivo que hace puénting con conexión a los tobillos. Se puede, y la mía es una de las únicas empresas que lo hace (y obligamos a llevar un arnés de tobillo, al menos, y el integral).

5. Muy bonito lo de la etimología del nombre, pero sigue equivocando churras y merinas (puénting y góming).

6. El éxito (y la poca siniestralidad) del góming se debe a unas cuantas cosas más. No sólo ni especialmente a esos dos factores.

7. La goma de góming y la cuerda del puénting deben proporcionarse a su modalidad, a las caracerísticas del puente o plataforma a emplear, a la forma de emplearla... No es sólo su longitud y, ademas rara es la goma que se acerque siquiera en longitud a la altura. Ha creído las tonterías que los medios escriben tras un accidente, y es que escriben sobre lo que no saben.

8. Ni profesionales, ni aficionados, ni medios (me atrevería a aseverar) vamos a aceptar cambiar el término ya extendido en toda el área de influencia del castellano puénting, por esa horrible mueca de la palabra. Ha llegado 30 años tarde. Lo sentimos.

9. La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma así que la energía inicial del salto (de potencial gravitatorio) no desaparece, se convierte primero en velocidad, luego en elongación del elástico, luego de nuevo en velocidad (en sentido contrario) y vuelta a empezar... Y toda ella se disipa en rozamientos internos de la goma y en fricción con el aire. No desaparece.